'

Interpretar una Analítica de sangre para deportistas

Todos hemos tenido delante una analítica de sangre y no hemos sabido interpretarla, solemos comprobar que los valores están dentro del rango que se considera “normal”, en el caso de los deportistas estos valores pueden variar por causa del entrenamiento sin que tenga que suponer un síntoma de riesgo para nuestra salud, siempre será un médico el que deba decidir si esos valores son considerados como riego o no.

Para un deportista los parámetros más destacados para el rendimiento deportivo, y en los que nos tendremos que fijar para asegurar una correcta progresión del entrenamiento son los siguientes:
  • Hemoglobina: proteína que forma parte de los “glóbulos rojos”, se encarga del transporte y entrega del oxígeno en todo el cuerpo, transporta el CO2 y los iones de H+, por lo que se convierte en la principal neutralizadora del “ilustre” ácido láctico. Cada glóbulo rojo, debe contener unos 14-18 g/dl de hemoglobina. Valores por debajo de 12 g/dl se considera anemia. En deportes de resistencia la hemoglobina cobra importancia en el rendimiento deportivo, debido a que se encarga de la distribución de oxigeno hacia los músculos, por lo tanto, unos niveles óptimos de hemoglobina facilitan que nuestro cuerpo capte y reparta todo el oxígeno posible hacia los músculos que implicados.
  • Hematocrito: indica, en tanto por cien, la relación entre el volumen de glóbulos rojos y el volumen de la sangre. Los valores normales en hombres se encuentran entre el 40 % y el 50%. Sin embargo, los deportistas de élite suelen tener valores inferiores, como consecuencia de una adaptación fisiológica al entrenamiento de resistencia.
  • Eritrocitos: Contienen la hemoglobina y por tanto transportan el oxígeno. Su vida media es de 120 días, y se forman en la médula ósea. Los valores normales son 4.5 y 6.5 millones/mm3 de sangre en los hombres.
  • Ferritina: Se encarga de almacenar el hierro en nuestro cuerpo y sus valores se relacionan directamente con el nivel de reservas de hierro en la medula ósea. Cobra gran importancia por su relación con el hierro sérico, y sus valores normales si sitúan entre 15-120 ng/ml de sangre.
  • Hierro sérico: Fundamental para la producción de glóbulos rojos y blancos. Sin unos valores entre 35 – 145 ug/dl, se produciría un descenso de la eficacia de la hemoglobina en el transporte de oxígeno a las músculos, y un desajuste en el sistema inmunitario. Este parámetro cobra vital importancia en deportistas de resistencia (por riesgo de padecer anemia ferropénica), dado el elevado consumo de hierro en periodos de entrenamiento intenso (hasta 1,75 mg/día).
  • CK y LDH: Estas enzimas musculares se liberan a la circulación durante la destrucción de las células y su presencia en nuestro análisis podría servir como prueba de degradación muscular y la sobrecarga, indicándonos un posible sobre-entrenamiento.
  • Urea: Aparece cuando se utiliza el metabolismo de las proteínas y se relaciona con la velocidad de catabolismo de las proteínas, por consiguiente, unos valores elevados pueden significar un aumento de la destrucción muscular, afectando a la resistencia y potencia muscular.

IMPORTANTE: Recordad que los resultados del análisis los tiene que examinar un médico, que será el que extraiga las conclusiones oportunas de los parámetros. Nunca debéis auto-medicaros o suplementaros, y ante cualquier duda sobre los resultados del análisis acudid inmediatamente a vuestro médico de cabecera

 
ALIMENTOS QUE AYUDAN

- Dieta pobre en hidratos de carbono de cadena simple y dulces a favor de hidratos de carbono de cadena larga como los cereales integrales y el arroz para el exceso de azúcar que caracteriza la diabetes.

- Hierro y vitamina C, para la anemia ferropénica. Los alimentos ricos en hierro son la carne, pescados, vísceras y con menos cantidad de hierro pero más sanos son los frutos secos, las legumbres, los cereales integrales, las uvas negras, las espinacas, el berro,y las fresas. La vitamina C ayuda a la absorción de hierro por lo que puedes acompañar estos alimentos de naranjas, kiwis o exprimir un zumo de limón sobre carnes y pescados.

- Levadura de cerveza y carnes magras para la anemia por falta de vitamina B12. Muy importante si sigues una dieta vegetariana porque los alimentos vegetales no contienen esta vitamina.

- Ajo, cebolla, manzanas y verduras, fibra y poca carne para disminuir el colesterol alto en sangre. Los estudios científicos con estos alimentos demuestran su eficacia para disminuir el LDL y prevenir los problemas cardiovasculares.

- Verduras de color verde intenso para la anemia por déficit de ácido fólico. Ensaladas de espinacas, berro, canónigos, y verduras como el brécol y la col ayudan a prevenir esta deficiencia principalmente en embarazadas o mujeres que planeen estarlo en breve para evitar los defectos del tubo neural en el feto.

- Alfalfa verde para aumentar el valor del hematocrito, funciona como la EPO de forma natural y sin contraindicaciones.

  
CONSEJOS PARA MEJORAR TU SANGRE... Y TU SALUD
   
1. Un deportista debe hacerse un control médico anual para evaluar su estado de forma física y salud y seguir los consejos de su médico.

2. El secreto para tener una analítica "de libro" es seguir una dieta equilibrada y variada. Comer de todo y con control te asegura una salud perfecta.

3. La práctica de ejercicio debe ser controlada, al menos tres veces por semana, evitando que se haga de forma intermitente o sólo los fines de semana. Entrenarse de más puede provocarte problemas de salud que se traducen en cansancio y lesiones, en estos casos hay que aumentar el control de nuestra salud

4. Sigue unas normas básicas en tu vida: respeta las horas de sueño, evita el estrés, el alcohol, los dulces, grasas y embutidos y mantén una actitud positiva en tu vida.

5. Acude al médico cuando te encuentres mal, nunca te automediques sin control, con tu salud el único que pierde eres tú.

6. Lejos de lo que se piensa, las analíticas no son algo exclusivo para profesionales. Si vas a preparar alguna carrera, marcha, etc, y has preparado un programa de entrenamientos, es más que aconsejable que te asegures de que estás en plenas facultades para hacer largos e intensos entrenamientos.

Fuentes: Umbralanaerobico.blogspot.com ;  Mountainbike.es