'

Pulseras Power Balance - La Polemica


Hoy quiero tratar la polémica sobre la pulsera Power Balance, para uno son una revolución para el mundo del deporte y para otros no es más que un timo de charlatanes, para mí, ni lo uno ni lo otro.

Lo primero para los que no conozcáis, las pulseras Power Balance o EFX, son en palabras de sus defensores un producto que ayuda al sistema nervioso, mejorando: equilibrio, fuerza y elasticidad entre otras propiedades, sin sugestión ni resultados leves, simplemente con un aumento de todas estas propiedades, al momento.

Como veis, con este panorama quién se puede resistir a mejor de golpe un montón de propiedades con solo ponerse una pulsera, será cosa de magia o es una gran mentira.

La base tecnológica de este “milagro”, es un holograma que funciona a través de frecuencias que se encuentran en nuestro ambiente natural, y que con el holograma hacemos sincronizar con las de nuestro cuerpo, etc. No sigo porque me parece una tontería, puedes leer de todo, para darle base científica aparece argumentos que mezclan electromagnetismo, acupuntura, medicina oriental, piedras de cuarzo, etc. Quién tenga un poco de sentido común se dará cuenta que de científico nada de nada, pero… ¿eso significa que no funciona? o ¿funciona, y como no se sabe el cómo, se inventan toda esa charlatanería?

Existe un montón de testimonio de personas que dicen que funciona, personas que las venden (nada de fiar), deportistas de elite que lo confirman (poco de fiar, si te pagan dices lo que sea), pero cuando se hace una demostración pública en la que cualquiera pude probarla y la gente sale convencida, que pasa entonces.

El truco está en que se primero debes realizar una serie de ejercicios muy sencillos de equilibrio y flexibilidad sin la pulsera, y después con la pulsera, y entonces notas lo efectos. Eso en mis tiempos y para todos se llama, aprender, el cuerpo inconscientemente se preparar para lo que acaba de aprender que va a pasar.

Pero seguimos y resulta que como también mejora el sueño, el estrés, los resultados en carrera, etc. y las personas que las han usado, lo confirman, entonces las pulseras funcionan. La pregunta correcta seria son las pulseras, o es que uno mismo quiere creer que funcionan.

Existe varias puntos confirmados por sociólogos, sicólogos, y por el refranero popular: “Si quieres puedes”, “El querer es poder”, “Existe el efecto placebo usado en medicina”, y “la gente tiende a mitigar y justificar sus errores”, si lo justan con una fuerte campaña de marketing, tienes un producto que cuesta 2 céntimos, y que lo vendes por 30 euros que activa la confianza en uno mismo, y la confianza en uno mismo es lo que hace que aumente nuestra concentración en lo que hacemos, que tengamos menos inseguridades y preocupaciones, y un largo etc. que se traduce en mejoras nuestros resultados.

Como conclusión para mí, tienes dos opciones: si te crees lo de la pulsera mágica, cómpratela te dará resultado durante un tiempo, y mejoraras la economía de la empresa que las vende. Que no te lo crees, y confías en ti mismo, tendrás mejores resultados que con la pulsera y durante más tiempo, y mejoras tu economía personal.

¿Crees en ti mismo?