'

Estudio: La evolución humana y el correr

Noticia con unos cuantos mese, pero muy interesante.
La mayoría de los corredores experimentados, te cuentan que lo mejor que ahi, es alcanzar el equilibrio perfecto entre velocidad y comodidad.

En ese momento, las piernas están sueltas, el corazón está bombeando y sientes que podrías seguir corriendo a ese ritmo siempre.

Los investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison tienen ahora una explicación para este estado de 'nirvana' en acción, y preparemos agradecimientos a nuestros antepasados y a la biología evolutiva.

Durante años se ha pensado que los seres humanos tenemos una tasa constante de energía metabólica. Se suponía que sería necesario el mismo montante de energía para correr una milla, sin importar si se corrió en 5 o en 10 minutos.Aunque tu velocidad de combustión de energía sea mayor a velocidades más rápidas, también conseguirías llegar a la meta en la mitad del tiempo.

Resulta, sin embargo, que cada persona tiene un ritmo óptimo de funcionamiento, en la que utiliza la menor cantidad de oxígeno para cubrir una determinada distancia. Las conclusiones de Karen Steudel, profesora de zoología en Wisconsin, y Cara Wall-Scheffler de la Universidad de Seattle Pacific, se detallan en el Journal of Human Evolution.

El equipo de Steud ha probado a corredores, hombres y mujeres, en seis velocidades diferentes sobre una cinta rodante, mientras se medía su consumo de oxígeno y el dióxido de carbono exhalado. Como era de esperar, cada corredor tiene diferentes niveles de aptitud y de uso del oxígeno, sin embargo, hay una velocidad ideal para cada corredor donde se requiere la menor cantidad de energía.

En general, la velocidad óptima para el grupo rondaba los 13,3 km/h (alrededor de 4:30 minutos/km.) para los hombres y de 10,4 km/h (5:44 minutos/km.) para las mujeres.

El hallazgo más interesante: A velocidades más lentas, a unos 7,2 km/h (8:20 minutos/km.), la eficiencia metabólica se encontraba en su punto más bajo.

Steudel explica que a esta velocidad, a medio camino entre lo que es pasear y lo que es correr, el la marcha del corredor puede ser incómoda y poco natural."Esto significa que existe una velocidad óptima con la que obtiene el menor gasto", señala Steudel.

Entonces, ¿por qué una profesora de zoología estudia la eficiencia de los corredores? En trabajos anteriores, Steudel intentó construir una teoría de por qué nuestros primeros ancestros evolucionaron, de moverse con cuatro extremidades pasar a dos, también conocido como bipedalismo.

Lo que encontró fue que el caminar humano es un método más eficiente de llegar del punto A al punto B, que el de cuatro extremidades. Y que también pudo haber sido una ventaja para la caza.

Esta última investigación ofrece más pistas de cómo se pasó a la manera de correr. Steudel señalaba, "Esto es clave, en la cuestión de si el caminar o el correr es más importante en la evolución de la forma del cuerpo del género Homo".

Imagen: La cinemática de la marcha a pie (a la izquierda) y la del correr son muy diferentes. Crédito © Nature