'

Como cuidar tus zapatillas


Artículo original: RUNNING SHOE CARE

Leído en: http://ctdeportes.blogspot.com/ . Desde aquí, gracias por la traducción, así da gusto


¿Cómo puedo extender la vida útil de mis zapatos?
Cuídelos. No los guarde en áreas frías (como el sótano de la casa) durante el invierno o en zonas con luz directa del sol. No los utilice para otros deportes como tenis, fútbol o baloncesto. Después de correr en clima húmedo, séquelos (incluyendo las plantillas) ubicándoles cerca de una fuente de calor. Pero no en secadora.

¿Me durarán más si alterno dos pares?
En realidad no. Los zapatos para correr no son como su cuerpo; no necesitan días de descanso. Los zapatos están hechos de esponja y caucho, y el uso diario no afecta significativamente su durabilidad. Dos excepciones: si corre dos veces al día, o si se mojan con frecuencia, la alternabilidad puede ser una buena idea para dejar que cada par se seque mejor.

Tengo un par con más de 500 millas (804 Km) y otro con solo 375 (603 Km) ¿Qué hago?

Los dos componentes más importantes de los zapatos son la suela media y la externa. Las suelas medias son hechas o de ethyl vinyl acetate (EVA) o de poliuretano. EVA se usa más en los zapatos para correr porque es más liviano y tiene una mayor sensación de amortiguamiento que el poliuretano. Pero el poliuretano es más denso y durable que el EVA. Las diferentes compañías introducen bolsas de aire, gels, dispositivos plásticos y soluciones viscosas en sus suelas medias; esto también puede afectar a la durabilidad de la suela media porque reemplazan a su esponja.
Las suelas externas son fabricadas o de caucho fundido o de caucho de carbón. El primero es más ligero, más acolchonado y menos durable que el de carbón. Algunos zapatos usan el fundido en la parte delantera (para aumentar la amortiguación) y el de carbón en las áreas altas del talón (para mayor duración).

El zapato más durable tiene una suela media de poliuretano y una externa de caucho de carbón. Pero no espere que le de el máximo amortiguamiento y ligereza.

¿Hay otros factores a considerar?
Todos los demás factores se relacionan a sus atributos y hábitos individuales para correr. Si es un corredor grande que entrena mayormente en carretera, sus suelas medias y externas no durarán demasiado, comparado con un corredor menos pesado que utilice el mismo zapato y entrene en césped y superficies suaves. De igual forma, mientras más sobreprone, más tensión se coloca en la suela media y superior y más rápido se quebrarán sus zapatos.

¿Cómo detecto que mis zapatos ya están usados y deben ser reemplazados?
Por las razones mencionadas arriba, es difícil dar una guía exacta de millaje. Pero hay algunas cosas que puede hacer: (1) ponga su dedo en la suela media para sentir si está quebradiza o comprimida; (2) coloque sus zapatos sobre una mesa y verifique los desequilibrios, como las áreas gastadas o roturas de uno u otro lado; (3) escuche a sus dolores –con frecuencia significan que es momento de comprar zapatos nuevos.

Finalmente es importante entender que las suelas medias se deterioran antes que las externas. En otras palabras, no siga con un par de zapatos solo porque las suelas externas parecen estar bien. Si las suelas medias están gastadas es momento de comprar zapatos nuevos.

¿Qué más puedo hacer?
El millaje no es todo, pero algunos corredores usan un registro de entrenamientos para tener el número de millas que han corrido con esos zapatos. No es mala idea. Otros corredores escriben la fecha de compra en alguna parte del zapato. De esa manera, saben cuántos meses han pasado y si es momento de empezar a pensar en unos pares nuevos.

¿Cuántas millas se puede esperar de manera razonable que duren los zapatos?
Está bien, usted sabe que no queremos responder esa pregunta porque hay demasiadas variables. Pero, si presiona, diríamos que debería conseguir al menos 350 millas (563 Km) de un sólido zapato de entrenamiento y que de forma razonable se puede esperar otras 100 (160 Km) a 200 millas (320 Km). Es probable que consiga más con un entrenamiento ligero o menos en los zapatos de competencia. Algunos corredores, particularmente aquellos que tienen un estilo eficiente, consiguen entre 700 (1.126 Km) y 800 millas (1.287 Km) de sus zapatos de entrenamiento