'

Precaución con lo Perros

Cada vez resulta más común, para estos animales, la visión de un corredor bien por las calles , parques o zonas verdes. Hace años la actitud de estos animales hacia los "runners" era algo más "violenta". Por suerte estas situaciones parecen menos frecuentes.

No obstante no viene mal recordar algunas precauciones:

  1. Nunca debe enfrentarse uno a un perro que supuestamente tiene una actitud previa al ataque: orejas altas, rabo elevado y con la mirada fija.
  2. Si el perro tiene el rabo bajo es porque está asustado procura evitarle, puede reaccionar violentamente por puro instinto de conservación.
  3. No tirarle nada con la mano por encima de la cabeza, ya que lo puede interpretar como una amenaza.
  4. Si te cruzas con un perro, disminuye la velocidad de carrera y no le pierdas de vista, evitando mirarle fijamente a los ojos, ya que puede interpretarlo como amenaza por tu parte. En mi caso particular, reduzco el ritmo de carrera e ignoro su presencia.
  5. Si se acerca, paraté, no le grites ni intentes huir, deja que te huela y se tranquilice. Nunca le mires a los ojos.
  6. En caso de ataque, no corras, es más rápido, protege tu cuello y si te tira al suelo agrúpate y protege la cabeza.
  7. No muestres miedo, los perros notan esa circunstancia. Tampoco un exceso de enfrentamiento en tu actitud. Simplemente intenta no implicarte directamente con el anima. Ignóralo.
  8. Procura no correr en la misma dirección que su amo, el perro lo puede interpretar como una amenaza hacia el y puede intentar una actitud de protección.



Obtenido de http://www.mundoatletismo.com/